Todas las tablas de madera, no importa la madera que sean, deben ser mantenidas periódicamente, esto es hacerles un tratamiento especial ojala cada mes, así evitamos que la tabla junte bacterias y que se nos deteriore, es decir logramos que la tabla tenga una vida útil más larga.

Cada vez que la uses para limpiarla debes lavarla con agua y jabón, dejarla estilar unos minutos y luego secarla. Puede ponerla a la luz o al aire para que se seque, pero nunca las deje directamente al sol.

Una vez que se haya secado bien la tabla cortaremos un limón y con la mitad de él frotaremos enérgicamente toda la tabla, varias veces. El limón es un potente higienizador y desengrasante, y además nuestra tabla quedará con un agradable aroma. Dejaremos actuar el limón en la tabla unos 10 minutos, pasado este tiempo limpiaremos la tabla con un papel absorbente, y ya estará lista y limpia nuestra tabla.

También puede usar para limpiarla vinagre blanco sin diluir o bicarbonato de sodio, ambos son también desinfectantes naturales.

Cada cierto tiempo (una vez al mes) y para una mejor mantención de su tabla usted puede aplicarle una capa de aceite comestible, dejarlo actuar unos 10 minutos y luego pasar papel absorbente para sacar el excedente.

Disfrute de su tabla de picar, saludos.