El tamagoyaki consiste en capas delgadas de huevos fritos y enrolladas como en un tronco utilizando una sartén rectangular o sartén cuadrado.

Un consejo: si una capa de huevo se pega a la sartén mientras se está cocinando, añade un poco de aceite a la sartén antes de seguir enrollando.

Ingredientes

4 huevos

1/4 cucharadita de sal

1/4 cucharadita de salsa de soja

1 cucharada de mirin (o 1/4 cucharadita de azúcar)

1 cucharadita de aceite

Preparación

Mezclar los huevos, la sal, la salsa de soja y mirin en un tazón.

Calentar una sartén a temperatura media alta y añadir aceite.

Verter una capa delgada de la mezcla de huevo en la sartén, inclinándola para cubrir el fondo. Después de que la fina mezcla de huevo haya cuajado un poco, enrollarla suavemente. Comienza a enrollar cuando la parte inferior del huevo se haya cuajado pero todavía está líquido en la parte superior. Si dejas cuajar demasiado el huevo, no se pegará mientras lo enrolles. Ahora tienes un “tronco” en un extremo de la sartén. Verter un poco más de la mezcla de huevo para cubrir de nuevo la parte inferior de la sartén. Cuando la nueva capa se cuaje, enrolla el “tronco” dentro de la nueva capa hacia el otro extremo de la sartén.

Seguir añadiendo capas de la mezcla de huevo a la sartén y enrollando de un extremo a otro hasta que el huevo se haya agotado.

Sacar de la sartén y dejar enfriar durante 3-4 minutos.

Cortar los extremos del “tronco” y, a continuación, cortar el “tronco” en rodajas de 1 1/4 cm. Deberás ver una bonita forma de espiral en la sección transversal del huevo.

Categorías: Recetas