El primer valor a destacar en un asador es la “paciencia”, pues el proceso de preparar un Asado requiere tiempo. Un asado apurado es un fracaso asegurado. Quien no esté dispuesto a desarrollar este valor, puede acompañar a los amigos del gas y aprender hacer un buen “bistec” en los quemadores a gas, en 5 minutos está listo.
Para un buen asado, debemos disfrutar del paso del tiempo, mientras esperamos que los leños o carbón logren el deseado color rojizo transformándose en “brasas” y generando esa pequeña capa de ceniza blanca. Solo entonces estaremos preparados para iniciar el maravilloso proceso de “asar”. Si bien yo prefiero asar la carne lentamente, revisaremos en conjunto que este proceso dependerá de cada caso en particular, tipo de carne y tamaño de la pieza.
El maestro asador, es quien debe planificar cada paso … contar con las herramientas adecuadas, escoger el tipo de carne de acuerdo a la experiencia que desea entregar a sus comensales y disfrutar cada etapa del proceso.
Y ahora vamos a prender el fuego.

Fuente: https://trucosparrilleros.wordpress.com
Categorías: Datos