Recordarán que el valor clave para lograr un buen asado es la Paciencia, hoy destacaremos el valor de “La Planificación. Si bien yo soy de la escuela que la improvisación hace la vida más entretenida y sabrosa, para preparar un buen asado, la improvisación no me ha sido útil, más bien ha sido un caos cuando se me ocurre la brillante- pero muy a destiempo- idea de “hagamos un asado para almorzar” y son más de las 12:00 del día.

Estoy seguro que a muchos de ustedes les ha pasado algo similar… “mi amor, hoy cocino yo… no se preocupe, tengo carne en el refrigerador”… y ella responde, “ la que puse en el congelador?”… pues bien eso ya es un problema, pues el proceso de descongelamiento de la carne no es instantáneo. Pero ustedes dirán “y el microondas para que está?”. En lo personal no recomiendo el uso de este útil artefacto para descongelar carne. El proceso de descongelamiento en microonda es poco saludable para nuestras congeladas presas, haciéndoles perder nutrientes y con el riesgo de cocinar la carne. Pero si ya están en esa situación, la recomendación es descongelar con ciclos de tiempo muy cortos y eliminando cualquier atisbo de líquido pues este puede comenzar el no deseable proceso de cocción en el microonda.

Un asado se debiera planificar con al menos 24 horas de anticipación, considerando quiénes y cuántos serán tus comensales y que experiencias quieres regalarles. Una vez definido el “qué se va cocinar”, debemos preparar nuestros utensilios

 

Fuente: https://trucosparrilleros.wordpress.com

Categorías: Datos