TRUCOS PARA PRENDER EL CARBÓN

Muchas personas batallan para prender el carbón e incluso dejan de hacer comida a la parrilla por no saber como hacerlo. Para que no tengas que esperar que alguien más prenda el carbón o que te ayude a hacerlo te paso varios datos para que no batalles la próxima vez que quieras hacer una comida a la parrilla.

Papel de cocina o periódico:

Para poder ayudar a prender el carbón utiliza bolitas de papel periódico o de cocina cubiertas con aceite vegetal.

El papel al estar cubierto de aceite hace que se queme lentamente para ayudar a que la llama o flama permanezca prendida más tiempo y ayude a prender uniformemente todo el carbón.

Aceite vegetal:

El aceite vegetal es esencial para poder prender el carbón sin tener que usar otro agente o líquido inflamable que tiene químicos. El secreto es mojar con aceite el papel (o el mismo papel que se relleno con azúcar) y colocarlos con la leña o carbón. Hay que fijarse en que no se apriete o aplaste mucho por los pedazos de carbón para que puedan prender bien.

Usa azúcar:

Envolver azúcar en una toallita de papel o cocina y colocarla junto con el carbón ayuda a que el fuego se mantenga encendido y así sea más fácil prender el carbón. El azúcar hace que el fuego prenda mucho, esto da más tiempo para esparcir el calor y fuego en todos los carbones.

Para hacer este gran truco solo coloca unas dos cucharadas de azúcar en dos toallas de papel medianas.

La envuelves como si fuera un dulce y la colocas entre el carbón o leña. Agregas aceite vegetal al carbón y un poco a la servilleta. Lo prendes con la ayuda de un encendedor o palito de madera. Dejas que queme un poco y acomodas el carbón para ayudar a prender los pedazos de carbón y propagar el fuego más fácil.

Aire:

Hay que revivir el carbón con un poco de aire. Si no quieres batallar puedes usar un Fuelle para poder prender uniformemente todos los pedazos de carbón. Hay que empezar a echar aire hasta que el fuego del papel que se utilizó se haya consumido.

Calidad de carbón:

Otro secreto muy importante es usar carbón seco y no tan viejo. Si llegará a estar húmedo o mojado se va a batallar mucho para poder prender el carbón y propagar el fuego uniformemente. Si vas a usar carbón de una bolsa abierto y no estás seguro de que el carbón todavía está bueno te recomiendo usar una bolsa nueva.

Acomodo del carbón:

Para acomodar el carbón hay que hacer un estilo de fuerte. Acomoda los pedazos medianos o grandes en forma de cuadrado o rectángulo y coloca más carbón arriba de ellos. Coloca los pedazos de papel con aceite vegetal o papel relleno de azúcar cubiertos de aceite vegetal. Préndelos y deja que prenda el fuego y se consuma el papel. Ve acomodando los pedazos que no se han prendido junto con los que ya están muy calientes o a fuego vivo.

Evita usar líquidos inflamables:

El usar líquidos inflamables es un riesgo ya que puede llegar a ser tan fuerte el fuego que no puedas controlarlo o se salga de control. También pueden provocar reacciones químicas que pueden ser tóxicas y el olor podría contaminar a los alimentos.

Ya tienes varios consejos o tips que te ayudarán a relajarte cuando sea tu turno de prender el carbón porque es casi seguro que no vas a batallar en hacerlo. Que cocinen muy rico y disfruten mucho sus delicias.

Fuente:  https://www.aboutespanol.com